“De todo quedaron tres cosas:
La certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir
La certeza de que sería interrumpido antes de terminar,
y hacer de la interrupción un camino nuevo
Hacer de la caída un paso de danza. Del miedo, una escalera.
Hacer del sueño un puente. De la búsqueda, un encuentro”
Fernando Pessoa

15 nov. 2012

Reflexión en el día mundial sin Alcohol

Hoy, 15 de Noviembre, celebramos el día mundial sin alcohol y debido también a mi trabajo impartiendo los talleres de prevención de abuso de alcohol de la Fundación Alcohol y Sociedad, me parece especialmente importante hacer una reflexión acerca de la realidad que observo en el día a día en el trato con jóvenes y familias.

Por un lado, los adolescentes:

-Nos encontramos con chicos y chicas que en tercero de la E.S.O, un número importante empieza con las primeras salidas, cumpleaños, botellones... y se dan las primeras ingestas de alcohol en grandes cantidades en pocas horas, lo que se ha venido llamando "atracones" o "binge drinking", con las graves consecuencias que tiene para salud de estos jóvenes y el riesgo de coma etílico asociado.

-Desconocen cómo el alcohol actúa en el organismo, los factores que intervienen en el nivel de alcoholemia en una persona, cuanto tiempo tarda una persona adulta en metabolizar y eliminar el alcohol de su organismo ( un proceso lento), qué supone realmente un coma etílico, a qué enfermedades o riesgos para la salud física y mental se exponen a padecer a medio y largo plazo en el futuro...

- Asimismo expresan numerosos mitos acerca del alcohol, trasmitidos muchas veces a través del entorno familiar, de amigos e incluso a través de series de televisión y películas. Mitos que se mantienen si continúan desinformados y que los exponen a situaciones de riesgo.

-Muchos conocen algunas de las razones porque las cuales se les insiste tanto en que se abstenga de consumir alcohol, debido a que afecta al desarrollo. Sin embargo, desconocen en qué consiste exactamente este desarrollo de la persona, y se sorprenden al escuchar que, por ejemplo, la maduración cerebral no termina según científicos y neurólogos hasta los 24- 25 años.  Aunque cuando se les explica todas las razones médicas y los riesgos, hay que destacar que lo ven bastante lógico y razonable que se les aconseje que no lo consuman.

- Los y las adolescentes también resaltan las incoherencias de nuestra legislación y la hipocresía de la sociedad. Por ejemplo, cuando se les vende alcohol en establecimientos, aún estando prohibida su venta. La mayor parte de las veces tienen la percepción de que, por un lado, no quieren que beban alcohol ( familias, docentes, sociedad ) pero por lado, " nadie hace nada" .

-Entre las causas o razones que mueven a los adolescentes a consumir alcohol, ellos mismos señalan la vergüenza, la timidez, el miedo a ligar, a ser rechazado del grupo... Cabe, desde mi punto de vista, preguntarse si estamos trabajando y haciendo lo suficiente para dotarles de herramientas y habilidades sociales así como de gestión emocional ( beber alcohol como evasión de los problemas).  También preguntarnos si la sociedad y en particular los medios de comunicación les están facilitando imágenes y ejemplos positivos de otros jóvenes y adolescentes.



Por otro lado, las familias:

- Es notable la escasa participación de las familias en cuanto a prevención del consumo de alcohol por parte de los menores. Por un lado, en los talleres salen muchos comentarios y ejemplos que dejan al trasluz la poca información o en muchos casos información errónea que trasmiten las familias a los jóvenes.  Y, por otro lado, cuando se les ofrece talleres a las familias para estar informadas y poder ellos realizar también prevención como padres y madres, es muy escasa la participación.

-Tanto en las ideas y comentarios que llegan, a través de los adolescentes, de las familias como las que luego éstas expresan en los propios talleres, nos encontramos con que persiste la cultura del alcohol en numerosos casos, es decir, el alcohol asociado a la diversión, el alcohol como algo a lo que se le trata de quitar importancia, como algo normal que todo el mundo hace ( emborracharse) ... por no mencionar que a veces las familias tienen incluso más mitos que los propios jóvenes por la gran desinformación.

Por todo ello, en este día, cabe señalar que queda mucho por lo que seguir trabajando por la salud de los jóvenes y que se requiere la colaboración de toda la sociedad, familias, escuela, docentes, medios de comunicación...

¿Quieres aportar algo? Deja tu comentario. Gracias :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario