“De todo quedaron tres cosas:
La certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir
La certeza de que sería interrumpido antes de terminar,
y hacer de la interrupción un camino nuevo
Hacer de la caída un paso de danza. Del miedo, una escalera.
Hacer del sueño un puente. De la búsqueda, un encuentro”
Fernando Pessoa

3 oct. 2013

¿Cuándo se tiene depresión? Recomendaciones para familia, entorno y trabajo

El Día Europeo de la Depresión (DED) se celebra el primer jueves de Octubre de cada año. Según la Organización Mundial de la Salud, en el año 2020 la depresión será la segunda causa de discapacidad en el mundo.

¿Cuándo se tiene depresión? 

Hay que diferenciar los estados de melancolía y tristeza con lo que clinicamente podemos considerar depresión. Mientras que los primeros son puntuales y pasajeros, la depresión es de mayor intensidad y se prolonga en el tiempo. Puede venir originada por situaciones o acontecimientos vitales tales como pérdida del empleo, ruptura sentimental, enfermedad, fallecimiento de un ser querido... u otras situaciones diversas que la persona viva tal situación como de "pérdida" o por falta de cumplimiento de unas expectativas o metas. También puede darse ante el consumo crónico de drogas.Puede darse por ausencia de estrategias adecuadas para abordar un problema y/o resolverlo, a lo que se suma la dificultad de combatir la propia depresión.

Síntomas que las personas pueden experimentar: 
  • Ausencia de emociones positivas. 
  • Pérdida de motivación general o placer ( anhedonia) , incluso en actividades que antes se disfrutaban.
  • Estados de indefensión. La persona tiene sensación de no tener control de su vidas:  "No puedo hacer nada, no depende de mi, ya he hecho todo lo posible...", "no valgo para las matemáticas, nunca aprobaré"...
  • Aislamiento
  • Baja autoestima y desvalorización personal. Sentimientos de inutilidad o de culpa poco apropiados"si estoy deprimido/a ya no valgo para nada" .
  • Creación de situaciones de excesiva dependencia de los demás.
  • Irritabilidad e incluso sentimientos de ira.
  • Ideas recuerrentes de suicidio "no soy útil para nadie, luego para qué voy a seguir viviendo" o sobre la muerte. 
  • Problemas de sueño que pueden ir desde dificultad para dormir como dormir en exceso.
  • Alteraciones de la alimentación y el apetito que pueden ir acompañadas con cambios de peso, 
  • Cansancio crónico
  • Pérdida de interés sexual
  • Interfiere en el sistema inmunológico, con lo cual la persona es más vulnerable a enfermedades.
  • Falta de atención y concentración.
  • Pérdida de memoria
  • Dificultad para la planificación y toma de decisiones.
  • Signos físicos de agitación o letargo excesivo, sensación de pérdida de la energía, pasividad.
Para hacernos una idea y sensibilizar hacia esta enfermedad , os recomiendo este video psicoeducativo de la OMS sobre Depresión:


Tratamiento 

 Aunque la depresión es muy incapacitante para la persona que la padece, tiene tratamiento. Las terapias cognitivo-conductuales son eficaces y dentro de estas técnicas habitualmente usadas están los autorregistros y la reestructuración cognitiva. Los autorregistros consisten en que la persona observe y anote su propia conducta para tomar conciencia de los factores que pueden estar interviniendo y analizarlos para poder modificarlos.  Con la reestructuración cognitiva se modifican los patrones de pensamiento, las distorsiones cognitivas y pensamientos automáticos negativos que subyacen a la depresión.

La técnica de mindfulness o atención plena también es usada para prevenir recaídas y con ella se potencia la implicación efectiva en las actividades presentes (Segal, Williams y Teasdale, 2002). También son de utilidad las llamadas técnicas de entrenamiento en eficacia personal que consisten en aumentar competencias personales como asertividad, habilidades sociales o resolución de problemas.

Recomendaciones para la familia y entorno

El trastorno depresivo mayor o también llamada depresión clínica no es una debilidad ni constituye problemas del carácter en una persona. Es una enfermedad mental que requiere comprensión y tratamiento. Ciertas actitudes críticas o protectoras de la familia pueden actuar como factores de mantenimiento de la enfermedad por refuerzo social. Por contra, si la familia estimula emociones positivas ( alegría, ilusión, humor,esperanza…) estarán contribuyendo a cambiar los patrones de pensamiento, distorsiones cognitivas, pensamientos automáticos negativos que subyacen a la depresión. La colaboración de la pareja, familia, otros miembros del entorno próximo y los profesionales de salud mental es fundamental.

La depresión en el trabajo

La Asociación Europea de la Depresión lleva a cabo campañas para que la depresión sea tenida en cuenta entre las prioridades de la Unión Europea y por las empresas. Según exponen, los costos socio-económicos de la depresión son significativos - costos tangibles se estiman en 92 mil millones de euros en 2010, con la mayoría de los costos (54 mil millones de euros) que se atribuyen a factores tales como la pérdida de productividad por ejemplo, baja por enfermedad, absentismo y bajo rendimiento en el trabajo. En función de esto han elaborado una guía para la depresión para que empresas y  trabajadores puedan hacer frente a la depresión y mejorar la eficacia de las empresas.

Desde esta Asociación Europea de la Depresión al igual que desde otros organismos en materia de Salud Mental y los profesionales, luchamos por concienciar a la población sobre la Depresión, dar a conocer los síntomas, resaltar la eficacia de la psicoterapia y luchar para que deje de ser un tabú y que aquellas personas que la paceden se sientan comprendidas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario