“De todo quedaron tres cosas:
La certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir
La certeza de que sería interrumpido antes de terminar,
y hacer de la interrupción un camino nuevo
Hacer de la caída un paso de danza. Del miedo, una escalera.
Hacer del sueño un puente. De la búsqueda, un encuentro”
Fernando Pessoa

6 sept. 2013

Inteligencia o inteligencias múltiples

Como casi siempre, las entradas de este blog, están inspiradas en dudas, preguntas o temas de debate que surgen entre aquellos con los que me relaciono y he de decir que el de la inteligencia es un tema recurrente. ¿Qué es la inteligencia? ¿quién es inteligente y en qué nos basamos para decirlo? ¿cómo puedo saber si yo soy inteligente? preguntas, preguntas...

Pues bien, la Real Academia Española de la Lengua tiene nada menos que siete acepciones para la palabra inteligencia:

1. f. Capacidad de entender o comprender.
2. f. Capacidad de resolver problemas.
3. f. Conocimiento, comprensión, acto de entender.
4. f. Sentido en que se puede tomar una sentencia, un dicho o una expresión.
5. f. Habilidad, destreza y experiencia.
6. f. Trato y correspondencia secreta de dos o más personas o naciones entre sí.
7. f. Sustancia puramente espiritual.

Lo que vemos es que "existen diferentes definiciones de lo que es o significa la Inteligencia: una forma es dividirla en las diferentes funciones del pensamiento y así hablaríamos de inteligencia numérica, inteligencia para orientarse en el espacio, inteligencia verbal, últimamente hablamos de Inteligencia emocional, inteligencia lógica, abstracta...Son múltiples las funciones que se encuadran dentro del término Inteligencia.
Alguien ha dicho que la “inteligencia es lo que miden los test de inteligencia”. Irónicamente para un entendimiento más global de lo que puede significar la inteligencia, la entendemos como nuestra “capacidad para adaptarnos” según Enrique García Huete, en su manual Aprender a pensar bien.

Facundo Manes, neurocientífico, define inteligencia como "tener la flexibilidad para mirar un problema y ver una posibilidad nueva, una salida antes no pensada para enfrentarlo. Hoy existe la noción de que la inteligencia incluye habilidades en el campo de lo emocional y de las motivaciones. Además, la inteligencia se vincula con la capacidad para relacionarnos con otras personas en situaciones complejas y diversas. El consenso es que estas habilidades, que antes no se consideraban parte de la inteligencia, potenciarían el desarrollo intelectual".

Ante la existencia de todas estas capacidades y habilidades diversas que pueden formar parte del constructo inteligencia, nos topamos con la cuestión qué interesa a muchos, ¿se pude medir la inteligencia? ¿ puedo saber si soy inteligente?. Siguiendo con declaraciones de Facundo Manes, "las pruebas que evalúan inteligencia fueron desarrolladas por una necesidad práctica clínica, estos "tests" o "evaluaciones" demostraron ser útiles en muchas ocasiones, pero no en todas. Existió una utilización política de la ciencia para intentar rotular como más o menos inteligentes a razas, a migrantes, a grupos sociales. Esta manipulación no sólo es inmoral, sino que es totalmente falsa en términos científicos" y reconoce que "la ciencia no cuenta hoy con herramientas para medir la inteligencia en toda su extensión y complejidad. ¿Cómo asignar un coeficiente al humor, a la ironía y a la capacidad del ser humano para responder de manera creativa a los desafíos?".

Ahora bien, en el intento de medir inteligencia surgieron tests para estimar el cociente intelectual de las personas y predecir el rendimiento escolar. Las críticas a estos tests son numerosas, como que sólo miden aspectos parciales, en especial capacidades lingüísticas o matemáticas, que están sesgadas por aspectos culturales y académicos e incluso, como hemos indicado ante la diversidad de capacidades que podrían formar parte de la inteligencia, el CI proporcionado por un test podría incluso considerarse irrelevante. Pese a todo, actualmente en en los ámbitos escolares y laborales se siguen usando como posibles indicadores. Los más usados y conocidos son :

- ESCALA WECHSLER DE INTELIGENCIA PARA NIVELES PREESCOLAR Y PRIMARIA. WIPPSI III. Individual para niños de 4 a 6 años y medio.

- ESCALA DE INTELIGENCIA DE WECHSLER PARA NIÑOS WISC-IV. Niños de 5 a 15 años, con cualquier nivel de formación.

- ESCALA DE INTELIGENCIA PARA ADULTOS WAIS IV. Adultos entre 16 y 89 años de edad.

 -BATERIA DE LA EVALUACIÓN DE KAUFMAN PARA NIÑOS K-ABC. Niños entre los 2 y los 12 años y medio, de aplicación individual. Pretende la evaluación clínica y psicopedagógica tanto de niños superdotados y normales, como de aquellos otros con problemas de aprendizaje o con necesidades educativas especiales.

- TIG (TEST DE INTELIGENCIA GENERAL) Nivel 1 y 2. Individual y colectiva de 10 años en adelante.

Como hemos señalado, estos tests reciben críticas por sus sesgos académicos y culturales, por lo que para evaluar inteligencia se tiende a incluir otras pruebas más "neutras" como:

- MATRICES PROGRESIVAS DE RAVEN.  Individual y Colectiva, Niños, adolescentes y Adultos. Medida de la capacidad de deducción de relaciones.

Estos tests, anteriormente citados,  reflejan la teoría de que existe un factor general de inteligencia (Factor G), propuesta por Spearman a principios del siglo XX. Sin embargo, otras teorías vienen a ponerla muy en duda como la Teoría de las inteligencias múltiples de Gardner. Según cuenta Eduard Punset en un artículo sobre esta teoría,  Gardner apuntaba que "resultaba muy sospechoso medir a todo el mundo por el rasero del llamado cociente intelectual (CI)". Para el autor de la teoría de inteligencias múltiples, la inteligencia es "la capacidad de resolver problemas o de crear productos que son valorados en uno o más contextos culturales."


Inteligencias múltiples de Gardner: Inteligencia lingüístico-verbal, Inteligencia lógica-matemática, Inteligencia espacial, Inteligencia musical, Inteligencia corporal cinestésica, Inteligencia intrapersonal, Inteligencia interpersonal, Inteligencia naturalista.

"Las personas tienen una amplia gama de capacidades. La fortaleza en un área determinada de desempeño no puede predecir una fortaleza comparable en otra área diferente"
Howard Gardner

Las repercusiones de las distintas teorías de inteligencia son importantes sobre todo en los ámbitos escolar y laboral. Aquellos que opten por seguir el modelo tradicional de inteligencia  acerca de un factor general y cómo medir éste, se centrarán más bien en áreas lingüística y lógico-matemática, obviando otras capacidades de la persona que podrían resultar de gran ayuda tanto para su desarrollo personal como para la sociedad global. Es por ello que muchos sistemas educativos están teniendo en cuenta la teoría de las inteligencias múltiples presentando una materia de formas muy diferentes y teniendo en cuenta que no todos los niños aprenden de la misma forma.

En el ámbito laboral, también queda bastante camino por recorrer ya que muchos sistemas de selección optan por tests psicométricos estándar para obtener un CI, y quizá obviando las inteligencias múltiples no están captando bien a los candidatos con las cualidades adecuadas o puntos más fuertes para las funciones a desempeñar.

Y retomando una de las preguntas que más se repiten acerca de medir la inteligencia, ¿ es posible medir las inteligencias múltiples? Según esta teoría son capacidades múltiples por lo que no pueden medirse con un simple test y además crecen y se desarrollan. Para observarlas tendremos que recoger indicadores sobre habilidades básicas, estrategias que usa una persona y actividades de su vida diaria.

Después de saber sobre inteligencias múltiples entenderéis lo que quería decir Albert Einstein:  "si juzgas a un pez por su habilidad de trepar un árbol, vivirá toda su vida creyendo que es inútil".

2 comentarios:

  1. Muy interesante y muy bien redactado.

    Gracias Maria :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti! Espero haber aclarado dudas acerca de si merece tanto la pena tener número de CI ...

    ResponderEliminar