“De todo quedaron tres cosas:
La certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir
La certeza de que sería interrumpido antes de terminar,
y hacer de la interrupción un camino nuevo
Hacer de la caída un paso de danza. Del miedo, una escalera.
Hacer del sueño un puente. De la búsqueda, un encuentro”
Fernando Pessoa

7 dic. 2011

Recomendaciones para padres y madres en Navidad

Las vacaciones de Navidad se deben aprovechar ante todo para compartir tiempo juntos, practicando aficiones y fomentando la comunicación familiar entre padres y madres e hijos/as. 


Si los chicos y chicas traen malas notas entender que necesitan unos días de descanso físico y mental como todos antes de volver a retomar los estudios. Por otro lado, no debe pasarse por alto que si se les dijo con anterioridad que no recibirían regalos por Navidad si traían malas notas, o cualquier otra norma en casa que hayan incumplido, debemos ser consecuentes con lo dicho con anterioridad.  Los padres y las madres a menudo caen en excusas y autoengaños "me da pena, es Navidad..." para no cumplir con el castigo. Pero a la larga esto no le hará ningún favor al chico/a. Siempre se puede hablar con ellos y explicarles que cuando vuelvan a demostrar que son responsables, se volverá a considerar darles el regalo que habían pedido por Navidad. 


Respecto a los regalos de Navidad, no es aconsejable comprar muchos juguetes ya que los niños y niñas suelen perder interés al poco tiempo. Si aún así reciben muchos juguetes por parte de familiares y amigos puede ser una buena estrategia guardarlos e ir dándolos repartidos a lo largo del año. 


Resulta importante hacerles partícipes de las tradiciones familiares y preparativos navideños para que se sientan un miembro más de la familia. Se les debe explicar cuales son los planes para pasar estas fechas, donde se va a pasar la Navidad, con quién, quienes vendrán a cenar a casa... Se les puede pedir ayuda para decorar la casa, el árbol de Navidad. Hay numerosas manualidades navideñas que se pueden hacer con ellos y pasar así una tarde en familia.


Aprovechar estas fiestas en las que el consumo de alcohol está muy presente para hablar con ellos del alcohol,  de sus efectos y sus riesgos. Por ejemplo, si la familia tiene que desplazarse en coche para cenar en Nochebuena o Nochevieja en casa de algún familiar o amigos con los niños, aprovechar la ocasión para educar en el tema de los peligros de la conducción  y el alcohol, eligiendo entre los conductores un conductor alternativo que no beba esa noche. Es importante dar buen ejemplo a los hijos e hijas en estas fiestas ya que los adultos somos fuente de imitación por lo que es fundamental que si los adultos beben alcohol en presencia de los menores lo hagan con moderación. 


Cuando los hijos e hijas son adolescentes, lo padres y madres suelen ser más permisivos en las fiestas navideñas con el consumo de alcohol, pero hay que recordar que en los menores de edad cualquier consumo de alcohol es indebido y se les debe argumentar las razones científicas que hay para ello. 



<Tal vez el mejor adorno de navidad es una gran sonrisa>.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada