“De todo quedaron tres cosas:
La certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir
La certeza de que sería interrumpido antes de terminar,
y hacer de la interrupción un camino nuevo
Hacer de la caída un paso de danza. Del miedo, una escalera.
Hacer del sueño un puente. De la búsqueda, un encuentro”
Fernando Pessoa

27 ene. 2012

¿Cómo es el curriculum en el año 2012?

Todo va cambiando y la forma de elaborar un curriculum no es la misma que hace unos años. Muchos jóvenes que quieren incorporarse al mercado laboral no tienen muchos conocimientos sobre cómo se debe hacer, tampoco aquellos que ahora se ven si trabajo, y para volver a encontrar uno se encuentran un poco perdidos en esto de elaborar el currículum. 


Muchos expertos hablan ya que el CV en papel tal y como lo hemos conocido está desapareciendo y dando lugar a un CV 2.0. Las personas a través de las redes sociales, los blogs, las webs, van dejando rastro de su labor y este rastro es seguido muy de cerca por reclutadores y aquellos que realizan selección de personal. Sin embargo, sigue siendo rápido y útil elaborar un CV  para enviarlo por carta, por correo electrónico o darlo en mano. Así que  ¿qué os parece si vemos unas recomendaciones generales?.


Para empezar ten en cuenta que el curriculum debes hacerlo de una forma u otra dependiendo del puesto para el que lo quieras entregar. Podemos elaborar un CV básico con todos nuestros méritos, cursos, formación, competencias, etc. y completarlo lo máximo posible, así como ser precisos en fechas, número de horas de los cursos impartidos y/o recibidos, contenido, puesto de trabajo con funciones bien detalladas... Este CV nos servirá de base y sobre ese elaboraremos otro CV adaptado al puesto en el que ese momento queramos optar. ¿Qué sentido tiene esto? pues que puede que haya cierta información que carezca de interés para la empresa que nos vaya a contratar incluso nos perjudique ponerla, mientras que otra habrá que resaltarla más porque podría ser interesante para el perfil del puesto al que optamos. 


Empecemos por lo más llamativo, la foto. Olvídate de las fotos recortadas de bodas, noches de fiesta... Si vas a poner una foto, que sea tipo carnet, mirando de forma natural al frente, vestido correctamente pero normal.  Preferentemente se debe elegir una vestimenta neutra y complementos también neutros que no llamen más la atención que la foto en sí. Todo esto si realmente tienes mucho interés en que vean tu foto, pero pregúntate ¿ realmente es necesario poner mi foto? No olvides que en la actualidad las personas que trabajan en selección de personal buscan imágenes y perfiles en las redes sociales, así que es probable que si las usas encuentren tu foto. Por lo que tampoco debes olvidar cuidar tu imagen en las redes sociales y limitar tu privacidad. 


Podemos continuar con los datos personales y de contacto. Muy atrás ha quedado eso de poner DNI,  número de la Seguridad Social...no es necesario porque en caso de estar interesados en contratarte posteriormente te lo pedirán.  La dirección completa tampoco es necesaria, podemos simplemente poner la localidad y código postal de residencia, por ejemplo :"Antequera, 29200, Málaga". 


Por supuesto, en los datos personales no olvides el o los teléfonos de contacto y el email. 


El email, un punto importante. ¿Qué tal si te decides a crearte una dirección de correo electrónico más profesional? Dejas aquella de "sirenita98@hotmail.com" para las amistades, la publicidad... y te haces una con nombre y apellidos o tu marca profesional para el trabajo y el CV así no sólo darás una imagen más seria y profesional sino que a la hora de gestionar tus contactos y tus correos te será más útil.


Actualmente, en el apartado de datos personales también podemos incluir una red profesional por ejemplo Linkedin, si tienes un blog PROFESIONAL,  incluso Twitter y Facebook, ¿ por qué no? siempre que sea perfiles PROFESIONALES.  Insisto mucho en profesional porque todos tenemos un ámbito privado que no le debe interesar a nadie y debemos proteger, para que permanezca en la intimidad de nuestra familia y amigos y por supuesto para que no nos perjudique sin quererlo en el ámbito laboral. 


Continuando con los datos personales, considero que la fecha de nacimiento es opcional y tampoco creo que sea importante indicar el estado civil. 


Respecto a la forma de estructurar un CV, clásicamente los datos personales van arriba al comienzo y luego la Formación Académica. Si la formación complementaria debe ir antes o después de la experiencia debes planteártelo en tu caso, pues va a depender de lo que para ese puesto quieras resaltar, de la importancia que le des a una cosa u otra.


En el apartado formación académica a veces nos encontramos con personas que lo especifican todo:  universidad, instituto, colegio de primaria... un poco más y nos enteramos de la guardería a la que iban y del hospital en el que nacieron. Fuera de bromas, ¿es necesario incluir todos estos datos? Si has llegado a la universidad al seleccionador no le costará mucho deducir que has pasado por lo pasos previos. Lo que pretendo decir es que con que indiques los títulos más importantes es suficiente, máster, experto, licenciado, diplomado, grado superior, grado medio...


Respecto a la formación complementaria o no reglada, si tienes mucha y diversa, puede que tengas que dedicarle un tiempo extra a ver si la puedes agrupar en diferentes áreas o sectores, y qué te conviene que aparezca o no en el CV para el puesto que te interesa  en ese momento. 


No olvides incluir todos los datos en la formación: año de obtención de título, número de horas, entidad que lo impartió. etc. 


Hace unos cuantos años, también era frecuente incluir los apartados idiomas e informática. Pero a menos que tengas una titulación concreta en estos ámbitos y/o que sea realmente importante para el puesto, no se suele incluir como un apartado, si acaso en "otros datos de interés" podemos indicar "dominio de paquete Office", "nivel medio de inglés", etc.


Llegamos a "Experiencia laboral". Deben ser detalladas las funciones más importantes del puesto, para que el seleccionar se haga una idea, aunque en la entrevista posteriormente pueda preguntarte y ampliar información. No te quites méritos y si has conseguido algo importante en el trabajo, ponlo. 


Finalmente, como hemos señalado antes, podemos incluir "Otros datos de interés" donde ponemos aquello que no va en ninguno de los apartados anteriores pero puede ser de interés para la empresa o el puesto, como el permiso de conducir,  disponibilidad laboral, etc. 


Igualmente importante es el contenido y la estructura de un CV como la presentación. El seleccionador se fijará en el tipo de letra e incluso en el tamaño de letra ( personas tímidas suelen elegir un tipo de letra más pequeña) , el espaciado entre líneas, los títulos, los márgenes...


Los CV actualmente se elaboran en word 2003 para evitar incompatiblidades a la hora de abrir el archivo en otro ordenador, aunque si lo envías en formato PDF será más fácil y también queda más profesional. 


Por último, estos son consejos muy generales, se puede ser innovador cuando es necesario y el puesto lo requiere. Incluso ahora esta de moda el videocurriculum que puede ser estupendo para además de contar nuestra experiencia y formación mostrar nuestras habilidades sociales y soltura para desenvolvernos en ciertas situaciones. Sin embargo, si no está muy bien elaborado puede ser muy arriesgado. Todo es cuestión de informarse cómo debemos hacerlo y prepararlo bien para obtener un buen resultado. 


En las redes sociales como Twitter podemos encontrar información de muchos expertos a la hora de estar al tanto sobre las diversas formas de hacer nuestro CV.¡Manos a la obra!





2 comentarios: