“De todo quedaron tres cosas:
La certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir
La certeza de que sería interrumpido antes de terminar,
y hacer de la interrupción un camino nuevo
Hacer de la caída un paso de danza. Del miedo, una escalera.
Hacer del sueño un puente. De la búsqueda, un encuentro”
Fernando Pessoa

22 ene. 2012

El triple filtro de Sócrates

Otra historia para reflexionar, para pensarlo dos veces antes de contar un rumor, un cotilleo o información sobre alguien que no aporta ningún valor, incluso que puede no ser cierta y/o que lejos de ser útil puede a veces incluso hacer mucho daño...

<En la antigua Grecia, Sócrates fue famoso por su sabiduría y por el gran respeto que profesaba a todos. Un día un conocido se encontró con el gran filosofo y le dijo:
-¿Sabes lo que escuche de tu amigo?
-Espera un minuto –replico Sócrates-. Antes de decirme nada quisiera que pasaras un pequeño examen. Yo lo llamo el examen del triple filtro.
-¿Triple filtro?
- Correcto –continuo Sócrates-. Antes de que hables sobre mi amigo, puede ser buena idea filtrar tres veces lo que vas a decir. Es por eso que lo llamo el examen del triple filtro.  El primer filtro es la Verdad.            ¿Estas completamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto?
- No  -dijo el hombre-,realmente solo escuche sobre eso y...
-  Bien  -dijo Sócrates- entonces realmente no sabes si es cierto o no. Ahora permite aplicar el segundo filtro, el filtro de la Bondad.  ¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi amigo?
 - No por el contrario...
 - Entonces, deseas decirme algo malo sobre él, pero no estas seguro de que sea cierto.  Pero podría querer escucharlo porque queda un filtro: el filtro de la Utilidad.  ¿Me servirá de algo saber lo que vas a decirme de mi amigo?
- No, la verdad no.
 - Bien –concluyó Sócrates-, si lo que deseas decirme no es cierto, ni bueno, e incluso no es útil ¿Para que querría saberlo?>


No hay comentarios:

Publicar un comentario