“De todo quedaron tres cosas:
La certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir
La certeza de que sería interrumpido antes de terminar,
y hacer de la interrupción un camino nuevo
Hacer de la caída un paso de danza. Del miedo, una escalera.
Hacer del sueño un puente. De la búsqueda, un encuentro”
Fernando Pessoa

7 jun. 2012

Buscando empleo


Cuestiones prácticas que no debes pasar por alto si estás buscando empleo y que merecen la pena pararte unos minutos a analizar:

Para empezar asegúrate de tener una libreta y un bolígrafo siempre a mano y ve anotando todas estas reflexiones, datos, formación, empresas, CVs envidados, citas importantes, entrevistas, tareas para hacer... ¿Tienes ya a mano la libreta? Vale, entonces ya estamos preparados para empezar:
- Motivación para encontrar trabajo, ¿la tienes? ¿cuál es? : necesito mantener a mi familia, quiero tener dinero para mis gastos, me gusta mi profesión, quiero estar ocupado/a.... 

-Objetivos profesionales. ¿De qué quieres trabajar? ¿Adónde te gustaría llegar? ¿Con qué te conformas?

-Pensamientos automáticos negativos. ¿Son el PAN (Pensamientos Automáticos Negativos) de cada día? "No estoy suficientemente preparado/a", " "No tengo apenas experiencia", "Hay candidatos mejores que yo", "No tengo suerte"..... Busca algo que te haga decir "STOP" cuando aparezcan y analiza si puedes verlo desde otro punto de vista positivo: " Tengo una buena base de formación", "tengo capacidad para aprender", "Soy una persona trabajadora y constante", " me esfuerzo en trabajo y eso tendrá su recompensa"....

-Técnicas para buscar empleo. ¿Usas las técnicas adecuadas? ¿las empleas bien? ¿Sabes cuales son?  A buscar empleo también se aprende. La orientación laboral está para asesorarte con estas técnicas, detectar posibles errores en su aplicación y ayudarte a mejorarlas. Busca un orientador/a en tu zona y pide una cita. Prepara tu CV y tus dudas antes de ir. Así te ayudará a detectar fallos, posibles mejoras, te dará alguna recomendación y te orientará sobre tus dudas. Además cuentas con un gran información en Internet por profesionales y expertos en este campo. Te dejo el enlace sobre algunas recomendaciones para elaborar el CV que ya traté anteriormente.

-Contactos. Es fundamental, hablar con conocidos y contactos que puedan ayudarte en el proceso de buscar empleo, informarles de tu situación y de lo que estás buscando.

-Formación. ¿Otro curso más? Se selectivo con la formación, elige la que más que convenga, o la que te sirva para abrirte campo laboral ( si es lo que quieres, cambiar de sector), o si quieres especializarte en tu profesión... busca y sé paciente hasta que encuentres la formación que realmente necesitas. Hacer cursos por hacer cursos ¿de que sirve realmente?

-Empresas. Párate a pensar en qué empresas te gustaría trabajar, en tu ciudad, a nivel nacional, o ¡internacional! ¿Qué sabes de ellas? ¿Qué requisitos exigen a sus empleados? Sígueles la pista. Puede ser emocionante esta labor de detective.

-Anuncios de empleo. Quizá sea una de las tareas más arduas, buscar en prensa, en Internet, en portales de empleo, en páginas web de empresas... y luego inscribirte en esos portales, mandar cartas de presentación, elaborar el CV adaptado a cada oferta... Algunas recomendaciones para facilitar esta tarea son: tener eleborado un CV básico a partir del cual ir haciendo las adaptaciones, tener preparados varios modelos de cartas de presentación también para adaptarlos al anuncio, puesto y empresa a la que irá dirigida y tener tu propia lista elaborada de web y portales de empleo, web de empresas... que te interese visitar con asiduidad.

-La entrevista. Conseguir una entrevista es ya haber llegado a un nivel importante en esta búsqueda de empleo, es el paso previo al empleo. Felicítate por haber llegado hasta la entrevista y aprovecha la oportunidad preparándola bien. Tres cosas hay que preparar y tener en cuenta de cara a la entrevista:   conocer bien y a fondo tu propio CV del cual te van a hacer muchas preguntas, conocer la empresa ( ¿ haz hecho bien tu labor de detective?), conocer las características del puesto de trabajo al que optas.

Es un proceso largo, complicado, a veces, solitario, que exige constancia y unos hábitos. Supone analizar constantemente nuestros logros y en qué podemos mejorar para seguir adelante... pero hay que hacerlo porque nadie buscará trabajo por ti, y si te lo buscan quizá eso no sea lo que quieres y te sientas en un compromiso y en una situación desagradable. Piensa en cuántas horas podemos pasar al día en un trabajo para que ni siquiera sea el que hemos elegido nosotros mismos. Luego, ¿quieres elegir tu papel en esta obra o quieres que otro lo elija por ti?




No hay comentarios:

Publicar un comentario