“De todo quedaron tres cosas:
La certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir
La certeza de que sería interrumpido antes de terminar,
y hacer de la interrupción un camino nuevo
Hacer de la caída un paso de danza. Del miedo, una escalera.
Hacer del sueño un puente. De la búsqueda, un encuentro”
Fernando Pessoa

29 jun. 2012

Vacaciones escolares


Las vacaciones se deben aprovechar ante todo, como ya dijimos en la entrada Recomendaciones para padres y madres en Navidad  para compartir tiempo juntos, practicando aficiones y fomentando la comunicación familiar entre padres y madres e hijos/as. 


Las vacaciones de verano, al ser de mayor duración que las de Navidad u otras fechas, requieren una mayor planificación del ocio y el tiempo libre  para que los chicos/as no caigan en el aburrimiento, peleas entre hermanos... No tener nada que hacer, pasar el día frente al televisor o al ordenador... no va a suponer descansar correctamente sino desperdiciar un tiempo que puede emplearse para divertirse y enriquecer su desarrollo y educación. 

Algunos aspectos a tener en cuenta en la organización del ocio y tiempo libre en Verano

Si el chico/a tiene asignaturas pendientes, un tema que suele preocupar bastante a los progenitores, convendrá establecer un horario de estudio y repaso de esas materias. El horario de mañana es el más adecuado ya que están habituados durante el curso escolar y las tardes de verano suelen ser largas y calurosas con lo que la capacidad de concentración y atención disminuye.

Si no tienen asignaturas pendientes, también conviene hacer algún repaso,  fomentar la lectura también es una buena opción, que al ser una actividad más relajada, puede hacerse también por la tarde.


Estas actividades de estudio, repaso, lecturas... le facilitarán luego la vuelta a la rutina escolar y una adaptación más rápida al nuevo curso escolar. 

En casa, hay que proporcionarle materiales con los que aprender y divertirse, esto variará en función de la edad del chico/a, ya que también a mayor edad puede que vaya teniendo sus gustos y aficiones más definidas, como suele ocurrir en la adolescencia . Es importante no imporner nuestras aficiones personales a la de nuestros hijos/as. Hay que entender que, por ejemplo, por mucho que a los padres les guste la música y toquen algún instrumento quizá el niño/a esté más interesado en hacer cómics...

No dejar de practicar deportes u aprovechar para practicar otros diferentes al aire libre más complicados en invierno, ya que no podemos olvidar que realizar actividades físicas es muy recomendable por sus importantes beneficios para la salud así como para el desarrollo personal.

Algunas familias optan por apuntar a los chicos/as a campamentos o escuelas de verano, pueden ser una buena opción y conviene informarse bien  de las instalaciones que tienen, profesionales al cargo,  si son adecuadas la actividades que se ofrecen en función de la edad, etc. Estos campamentos o escuelas no suelen durar todo el verano sino que son normalmente para unas semanas, por lo que tendremos que hacer la planificación para el resto del verano.

Tampoco hay que caer en el error de sobrecargar al niño/a o ser inflexible con las actividades, recordemos que es un tiempo de descanso, reparador y de ocio, y que en el día a día podemos negociar con ellos y flexibilizar estas rutinas un poco más que durante el resto del año.

Gran parte de este tiempo de vacaciones y de ocio debe aprovecharse como decíamos al inicio para compartir tiempo en familia. Son muchas las actividades que se pueden planificar, comidas familiares, visitar lugares interesantes, hacer excursiones, ir a playa en familia , salir con las bicis...



Photo: GETTY

Si la familia tiene pensado realizar un viaje con los niños/as habrá igualmente que planificarlo, sitios que visitar, excursiones que hacer... teniendo el cuenta el ritmo de los niños/as, sus horarios de sueño...


Una idea... El diario de las vacaciones de verano


Animarles a escribir un diario en el pueden relatar lo que van haciendo cada día, las cosas que aprenden, las excursiones o viajes, poner fotos, dibujos...  solos y con ayuda de padres/madres y familiares, un rato cada día. 


Una curiosidad... ¿Sabías que la velocidad de crecimiento es mayor durante la primavera y el verano? Os dejo una guía donde podéis consulta este dato y otras recomendaciones para verano y otras épocas del año. Programa Atención al niño y al adolescente









¡Feliz Verano!



No hay comentarios:

Publicar un comentario