“De todo quedaron tres cosas:
La certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir
La certeza de que sería interrumpido antes de terminar,
y hacer de la interrupción un camino nuevo
Hacer de la caída un paso de danza. Del miedo, una escalera.
Hacer del sueño un puente. De la búsqueda, un encuentro”
Fernando Pessoa

4 dic. 2012

Cuidar la voz

Hoy voy a hablaros sobre la importancia de cuidar la voz para todas esas personas que trabajáis como yo en el ámbito de la formación y la docencia.

Me he quedado bastante  ronca, casi afónica hoy,  algo muy común en esta profesión pero que no debe ser habitual si seguimos unos consejos y recomendaciones básicas. Así que os voy a dar algunas pautas de prevención basadas en recomendaciones que me han hecho y en mi propia experiencia esperando que os sea de utilidad:


-Beber suficiente agua para tener las cuerdas vocales bien hidratadas. En mi caso siempre intento llevar conmigo una botella de agua de 50cl. y os lo aconsejo ya que es lo más cómodo para tener agua siempre a mano, en clase, en el coche... Beber agua es algo necesario y natural, no debe darnos apuro sacar la botella durante una clase o exposición oral y beber.

-Respirar adecuadamente y hacer pequeñas pausas cuando lo necesitemos para coger aire, beber agua... 

- Hacer uso de los silencios como herramienta fundamental en la comunicación. Ya hemos hablado anteriormente en este blog de la gran utilidad que tienen los silencios, en muchas ocasiones más eficaces que alzar la voz. Funcionan como disuasorio ante conductas desadaptativas, como reguladores del tono y del ritmo de la clase, crean momentos de reflexión... y además se convierten en un gran aliado para dar tregua a tus cuerdas vocales en lugar de forzarlas alzando la voz o gritando. 

-Evitar el frío así como los cambios bruscos de temperatura y los alimentos muy fríos o muy calientes que pueden irritar la garganta. 

-No fumar y/o evitar espacios con humo. 

- No ingerir alimentos como café o menta. En contra de lo que se piensa la menta no es buena para las cuerdas vocales, asegúrate que los caramelos que compres no llevan menta. 

-Evitar carraspear y toser, ya que en efecto puede ser más perjudicial para las cuerdas vocales. 

-Duerme las horas suficientes.  La ronquera también se produce por cansancio y agotamiento. 

-Evita el estrés. Debes saber que estados emocionalmente estresantes también están relacionados con las ronqueras y afonías. Según las autoras del manual Materiales para cuidar mi voz "La voz está íntimamente relacionada con nuestras hormonas. Este aspecto va a determinar cambios en el tono de voz, por ejemplo en las mujeres durante la menstruación".
Imagen extraída de Materiales para cuidar mi voz.


Estas son unas recomendaciones a nivel general. Para casos concretos en los que la ronquera y la afonía se prolonguen y en casos recurrentes habrá que acudir al médico y al logopeda que son los especialistas y que nos pueden enseñar a hablar de forma correcta y evitar en la medida de los posible estos problemas de la voz. 

Mi voz es el espejo de cómo estoy  

Materiales para cuidar mi voz
Lidia Rodríguez García
Gema de las Heras Mínguez








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada