“De todo quedaron tres cosas:
La certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir
La certeza de que sería interrumpido antes de terminar,
y hacer de la interrupción un camino nuevo
Hacer de la caída un paso de danza. Del miedo, una escalera.
Hacer del sueño un puente. De la búsqueda, un encuentro”
Fernando Pessoa

27 ene. 2013

Psicología y Cine : Rain Man


Rayman, el  protagonista de esta película ( personaje que interpretó Dustin Hoffman) sufre autismo y fue inspirado en una persona real llamada Kim Peek. Kim era una persona dependiente con incapacidad para realizar tareas básicas y ser autónomo. Sin embargo, poseía unas capacidades asombrosas para retener datos. Incluso su caso llegó a ser estudiado por la NASA. Pero Kim Peek no era autista como muestra la película ya que parece ser que conseguía relacionarse socialmente.




En cambio, el personaje de nuestra película, aunque tiene una enorme capacidad de cálculo, no conecta social ni emocionalmente con las demás personas ni cuidadores o familiares. Necesita una rutina para no desorientarse. No puede establecer categorias ( ejemplo de la escena de la discusión sobre los calzoncillos) o entender el valor del dinero. 


No es habitual que las personas que padecen autismo tengan capacidades especiales y cada caso es diferente. Como siempre, Hollywood coge un poco de aquí y de allá, a menudo mezclando casos y conceptos que no se corresponden con la realidad. Aunque nos acerque a posar la mirada en los trastornos del espectro autista (TEA), corresponde a nosotros separar el grano de la paja. 


Os dejo un video realizado por el dibujante Miguel Gallardo, padre de una hija con autismo, un caso real y cercano que nos permite comprender mejor a una persona que padece autismo. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada