“De todo quedaron tres cosas:
La certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir
La certeza de que sería interrumpido antes de terminar,
y hacer de la interrupción un camino nuevo
Hacer de la caída un paso de danza. Del miedo, una escalera.
Hacer del sueño un puente. De la búsqueda, un encuentro”
Fernando Pessoa

20 feb. 2012

Cerrar capítulos

Decía Kierkegaard que "la vida sólo es comprendida mirando hacia atrás pero debe ser vivida mirando hacia  adelante", por eso es tan importante cerrar capítulos. 


A veces la vida nos pone en la misma situación una y otra vez, y podemos sentir que estamos en un bucle que no nos deja seguir avanzando. Quizá la vida nos vuelve a poner en la misma situación porque tal vez haya algo que aún tenemos que aprender para sobrepasar de una vez por todas y poder cerrar el capítulo. 






Uno de los objetivos vitales importantes hacia el camino de la realización personal y profesional, porque no, es resolver de una vez por todas aquellos temas que no dejan seguir avanzando. 


Tener pendiente tomar clases inglés, tener pendiente aclarar un malentendido...


La terapia Gestalt nos ofrece la técnica de la silla vacía, cuando no tenemos posibilidad de aclarar una situación inconclusa, o dialogar con alguien que no está o no quiere estar presente. 


Permite imaginar que en esa silla vacía está alguien a quién podemos decirle aquello que necesitamos decir, sacar afuera, identificando nuestros deseos y necesidades. Al mismo tiempo, la silla puede ser usada para ponerse en el lugar de la otra persona, sin que eso le origine temor o ansiedad, hablar como si fuese la otra persona e identificar posibles excusas y pretextos de la otra parte. 





Tenemos cicatrices en los lugares más insospechados,como si fueran mapas secretos de nuestra historia personal,vestigios de viejas heridas.
Algunas heridas se cierran dejándonos sólo una cicatriz, pero otras no.
Algunas cicatrices las llevamos a todas partes,y aunque la herida cierre,el dolor persiste.
¿Cuales son peores,las nuevas heridas terriblemente dolorosas o las viejas que debieron cerrarse hace años pero no lo hicieron?
Quizá las viejas heridas nos enseñan algo,nos recuerdan donde hemos estado y lo que hemos superado,nos enseñan qué debemos evitar en el futuro,o eso creemos…Aunque en realidad no es así,hay cosas que debemos aprender una y otra vez…
~Anatomia de Grey

2 comentarios: