“De todo quedaron tres cosas:
La certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir
La certeza de que sería interrumpido antes de terminar,
y hacer de la interrupción un camino nuevo
Hacer de la caída un paso de danza. Del miedo, una escalera.
Hacer del sueño un puente. De la búsqueda, un encuentro”
Fernando Pessoa

22 feb. 2012

¿Somos consistentes?

Al conducir por una autovía, a menudo se produce un fenómeno curioso y también es curiosa nuestra reacción. 


Si un vehículo nos adelanta  y se pone justo delante y reduciendo la velocidad nos preguntamos ¿para qué adelante si ahora va igual o más lento que yo iba?


Si somos nosotros los que adelantamos, cuando estamos en ello, podemos pensar " eso, ahora que te adelanto, tú aceleras"...


Puede que lo adelantemos, lo dejemos atrás y luego vuelva a aparecer adelantándonos nuevamente... y así otro sin fin de posibilidades. 


El caso es que nos solemos irritar porque consideramos que la persona que conduce no está siendo consistente


Sin embargo, la única forma que se me ocurre que pudiera ser consistente alguien al volante es con el regulador de velocidad activado y a duras penas, ya que los obstáculos de la carretera obligan a cambiar la velocidad y modo de conducir. 


No sólo los obstáculos del camino, resulta que el estado de ánimo también influye, si estamos tristes y apesadumbrados, recordando algo, probablemente levantemos el pie del acelerador, mientras que si sentimos rabia y enojo circularemos a más velocidad... 


Al igual que el estado de ánimo,  atender por el manos libres una llamada mientras conducimos, escuchar atentamente una noticia en la radio... 


El resultado es que, sea por el motivo que sea, todos esos son factores que modulan nuestra conducción, consciente o inconscientemente. 


En el camino de la vida sucede exactamente lo mismo. 


Nos irrita que los demás no sean consistentes, como si tuvieran la obligación de serlo y parecerlo continuamente. Sobrevaloramos y sobreexigimos la consistencia en los demás puede que en nuestra necesidad de controlar y predecir mejor lo que va a suceder...


Olvidamos que es precisamente nuestra capacidad de ser flexibles y adaptarnos a las circunstancias y los obstáculos lo que nos hace sobrevivir...


Así que, recuerda, como dice este texto que te dejo a continuación "sólo los cadáveres son consistentes".


 "Yo te enseño a vivir el momento, la libertad del momento y la responsabilidad del momento. Una cosa puede ser correcta en este momento y ser incorrecta al momento siguiente. No intentes ser consistente; si no, estarás muerto. Sólo los cadáveres son consistentes. Intenta estar vivo, con todas tus inconsistencias y vive cada momento sin referencia alguna al pasado, sin referencia alguna al futuro. Vive el momento en el contexto del momento y tu respuesta será total. Y esa totalidad es belleza, esa totalidad es creativa. Entonces, hagas lo que hagas poseerá su propia belleza"
Osho, El ganso está fuera




Según la RAE...


consistencia.
(De consistente).
1. f. Duración, estabilidad, solidez.
2. f. Trabazón, coherencia entre las partículas de una masa o los elementos de un conjunto.



coherencia.
(Del lat. cohaerentĭa).
1. f. Conexión, relación o unión de unas cosas con otras.
2. f. Actitud lógica y consecuente con una posición anterior. Lo hago por coherencia con mis principios
3. f. Fís. cohesión (‖ unión entre moléculas).
4. f. Ling. Estado de un sistema lingüístico o de un texto cuando sus componentes aparecen en conjuntos solidarios. La coherencia del sistema de adverbios de lugar en español se manifiesta en tres grados.




 “La consistencia es el último refugio de aquellos que no tienen imaginación”
Oscar Wilde 


Añado esto que no se de quién es pero lo he visto en la red...


"Supongo, que lo bueno que tenemos las personas, es que a medida que andamos, tenemos la capacidad de cambiar nuestro rumbo en cuanto lo consideremos necesario, podemos elegir cambiar o no, parar o no, seguir o no. Cambiar, ahí está la razón de ser. En un mundo en el que a cada instante se producen cambios, sería absurdo querer ser, pensar y actuar como siempre".  



No hay comentarios:

Publicar un comentario