“De todo quedaron tres cosas:
La certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir
La certeza de que sería interrumpido antes de terminar,
y hacer de la interrupción un camino nuevo
Hacer de la caída un paso de danza. Del miedo, una escalera.
Hacer del sueño un puente. De la búsqueda, un encuentro”
Fernando Pessoa

13 feb. 2012

Sobre nudos en el estómago y estrés

¿Te suena lo de tengo un nudo en el estómago, no hago bien la digestión ...?

Nos cuenta Sonia Lupien en este reportaje de Redes que el primer síntoma de estrés crónico son los problemas digestivos. 

Pero ¿ qué provoca nuestro estrés? Ya no corren mamuts detrás nuestra pero puede que sufras desamor, problemas laborales, económicos, que estés pasando por una separación... 

Eduardo Punset y esta neurocientífica nos proponen escarbar y encontrar los motivos reales que nos provocan estrés. 

Para identificar situaciones estresantes debemos tener en cuenta cuatro características:

- Novedad
- Impredecibilidad
- Sensación de no control
- Amenza para nosotros mismos y nuestra personalidad. 

No tienen que cumplirse las cuatro, pero cuántas más se cumplan más estrés podrá generar en nosotros. 

Una vez identificacada la situación estresante, y comprendida nuestra reacción de estrés, debemos marcarnos una estrategia para combatirlo. 

La risa, el deporte, el pensamiento positivo, tener apoyo social... son algunos de los antídotos del estrés. 

Sin embargo, un poco de estrés también es adaptativo, nos ayuda a cumplir pequeños retos, aumenta la capacidad de nuestra memoria... ¿Dónde está el límite entre un poco de estrés funcional y adaptativo y el estrés que podría llegar a convertirse en crónico? Los expertos sugieren conocer nuestra resistencia al estrés. 


"La felicidad no consiste en la ausencia de estrés" Sofia Lupien, Neurocientífica. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada